Si no tienes ni idea de cómo cuidar de tu pelo, sigue el consejo de las bloggers, peluqueros y fanáticas del cuidado capilar con experiencia. Todos ellos están de acuerdo en que la mejor manera de mejorar el estado del pelo es con el tratamiento del pelo con aceite. Se trata de un método común de cuidado del cuero cabelludo con origen en la India. Sólo hace falta mirar a las mujeres hindús para saber que sus métodos de cuidado capilar deben ser unos de los mejores. No hay ninguna directriz a la que ceñirse aparte de empezar a aplicar el tratamiento de aceite capilar.

¿Con qué frecuencia debería aplicarse el tratamiento del pelo con aceite para que funcione?

Por desgracia, no hay una respuesta fácil a esta pregunta. La frecuencia de la aplicación depende del estado en el que se encuentre tu pelo. Si has usado productos de aclarado y tintes o si usas a menudo el secador de pelo, deberías llevar a cabo el tratamiento del pelo con aceite al menos dos veces por semana; antes de cada lavado del pelo con champú. Por otro lado, si tu pelo no está dañado, es suficiente con aplicar un aceite cada dos semanas.

Cuando no sabes qué aceite capilar elegir.

En primer lugar, ¡no te preocupes! No eres la única que tiene este tipo de problema. Muchas mujeres no lo saben tampoco. Y sin duda, elegir el aceite capilar adecuado es una cuestión muy importante. Gracias a la aplicación de los aceites adecuados, el estado de tu pelo y de tu cuero cabelludo mejorarán sin duda. Básicamente, en los blogs de cosméticos puedes encontrar multitud de pistas que te ayudarán a comprar un aceite capilar. Lo más importante es que recuerdes elegir un aceite adecuado a la porosidad de tu pelo: baja, media o alta. Aquí, debes tener en cuenta el contenido de ácidos grasos esenciales (EFAs). Si vas a aplicar el tratamiento de lubricación capilar por primera vez, es recomendable probar los aceites que ya tienes en casa.

 

Aceite para el cabello

RECUERDA: El tratamiento del pelo con aceites no ofrece resultados si usas productos de lubricación capilar que contengan siliconas. Dichos cosméticos sin duda funcionan, pero sólo superficialmente.

¿Tres gotas o dos cucharaditas? ¿Cuánto aceite deberías aplicarte en el pelo?

Depende. La cantidad de aceite tiene que ir de la mano con la longitud, la densidad, el nivel de daños y la porosidad del pelo. De gran importancia es también la consistencia del producto así como si es fácil de quitar o no. En realidad, el tratamiento del pelo con aceite se diferencia del cuidado normal del pelo en la dosis del aceite usado. El objetivo del tratamiento es ofrecer resultados inmediatos, y la mayor cantidad de aceite lo hace posible e incluso seguro. Hay que tener en cuenta que cuanto mayor sea la cantidad de aceite aplicada en el pelo, mayor será el tiempo necesario para eliminarlo en el lavado. Los champús, a su vez, contienen SLS que deshidrata el pelo y puede contribuir a irritar el cuero cabelludo. ¿El efecto? El tratamiento del pelo con aceites no ofrece ningún resultado positivo.

Ya has comprado el mejor cosmético. ¿Qué es el tratamiento del pelo con aceites?

Existen numerosas maneras de llevar a cabo el tratamiento del pelo con aceites. Probablemente encontrarás la más adecuada gracias al método del ensayo y error. El tratamiento del pelo con aceites se puede aplicar antes o después de lavar el pelo con champú. Mezcla una parte de aceite con tres partes de un acondicionador y déjalo reposar en el pelo húmedo durante aproximadamente media hora. Después, lávate el pelo. ¿Y cuáles son las maneras de aplicar el tratamiento del pelo con aceites? He aquí las más populares:

  • frotar unas gotas de un aceite en las puntas justo después de lavar con champú
  • masajear un aceite en el pelo húmedo
  • mezclar unas gotas de un aceite con champú y lavar el pelo con él
  • añadir un aceite a la mascarilla capilar o al acondicionador

¿Funciona o no? Efectos del tratamiento del pelo con aceites.

¿Qué es lo que determina si un aceite capilar ha funcionado? ¡Es fácil! El pelo simplemente tiene un aspecto mejor que antes del tratamiento. Sin embargo, si no puedes notar ninguna mejora, cambia el aceite por uno mejor que contenga sustancias diferentes, incluyendo los ácidos grasos esenciales. Lo más probable es que no hayas usado un aceite adecuado a las necesidades de tu pelo si no has podido obtener ninguna mejora. Recuerda tratar el pelo de porosidad alta con aceites poliinsaturados, el pelo de porosidad baja con ácidos grasos saturados y el pelo de porosidad media con aceites monoinsaturados.

¿Puedes aplicar un aceite capilar en el cuero cabelludo? ¿Cómo se hace?

Es obvio que puedes. Pero también es obvio que no todos los aceites capilares son buenos para el cuero cabelludo. Sin embargo, algunos de ellos se pueden aplicar con total libertad. Lo importante es que tomes ciertas precauciones al aplicarte aceite en la cabeza. Si sigues las instrucciones siguientes, sin duda sólo obtendrás resultados positivos. ¡Empecemos!

  1. Haz la prueba de la alergia antes. Frota una gota del aceite en la piel de detrás de tu oreja y vigila el punto donde lo has aplicado durante 24 horas para detectar cualquier irritación que pueda ocurrir. Si tu piel no se enrojece, se pone sensible, te pica ni se descama, entonces puedes usar el aceite con total libertad. Esta clase de prueba está especialmente recomendada cuando quieras usar aceites hindús.
  2. Lávate la cabeza a fondo. El sebo, las impurezas, la caspa y las células muertas de la epidermis pueden permanecer como residuos en el pelo. Para acelerar la velocidad de absorción, pulveriza el cuero cabelludo con una bruma capilar hidratante.
  3. Péinate el pelo. Hazlo suavemente para evitar los enredos.
  4. Divide el pelo en secciones y aplica unas gotas de aceite directamente en el cuero cabelludo. Para hacerlo de forma precisa, usa una pipeta, un peine para el tinte o tus dedos.
  5. Masajea tu cuero cabelludo. Gracias a esto, distribuirás el aceite uniformemente, mejorarás la circulación sanguínea y te relajarás. Sin embargo, ten cuidado de no enredarte el pelo.
  6. Si lo deseas, puedes ponerte un gorro de papel de aluminio, una toalla o un sombrero cálido. Gracias a esto, mejorarás la acción del aceite.
  7. Deja el aceite en el pelo durante varias horas. Después de eso, lávate la cabeza con un acondicionador y luego con un champú suave.